Employee Journey Map

Si quieres tener una estrategia definida, concreta y que recoja realmente las necesidades de los empleados, tienes que hacer su recorrido por la empresa con sus ojos. Esto implica por foco a como es nuestra gente, sus necesidades, aspiraciones y motivaciones. Determinar los puntos de contacto para detectar y mejorar momentos que hacen que la balanza se incline hacia el engagement y que proyecten y alineen con la cultura y los valores de la empresa. ​

Que No es: cambiar y mejorar los procedimientos, y establecer acciones puntuales para los empleados. ​

Quik steps & tips para realizar un EJM: ​

1.¿sabes con quien estas trabajando? ¿Conoces realmente a los empleados? De la misma forma que los clientes, cada empleado es diferente. Establece diferentes perfiles, arquetipos, y analiza sus motivaciones y necesidades. ​

2.¿qué queremos lograr? ¿a través de que interacciones y  en qué momento lo queremos hacer? Traza la ruta ideal, mapea las interacciones, la emoción y los KPI’s que desde dirección se quiere llegar con los empleados. Y las englobas en tres grandes bloques de ANTE | DURANTE | DESPUÉS.

3.¿sabes lo que pasa realmente? Traza la ruta real​

  • ¿preguntas, hablas, escuchas? Luego mira y escúchalos. Analizar las interacciones como las viven y perciben los empleados. Este es un punto importante, Voz del Empleado. Así podremos detectar los “momentos de la verdad y del dolor” , estos serán los determinantes para lograr la Employee Experience.  ¿Cómo? Encuestas, workshops, entrevistas individuales, análisis de clima…​
  • ¿es lo que necesitan? ¿vamos alienados con la cultura? Compara el Employee Journey map ideal y el real,  y se dejaran entre ver los gaps. Seguramente puede que haya más de uno, no te preocupes. Importante, empieza por aquellos que creas que  puedas hacer tu mismo sin la necesidad de más departamentos y/o aquellos que se puedan ver los resultados más rápidamente. Recuerda, también de medir el gap de la emoción que queremos lograr con el valor que se quiere transmitir ¿cuadra?

4.¿y ahora qué? Inicia la acción. ¡Think out the box and cambia la ruta! Cuando se plantea un cambio es importante que no salgamos de los pilares que nos hace diferentes; la propuesta de valor: los objetivos, los valores de la empresa, la cultura y las necesidades de nuestra gente.  ¿Cómo lo podemos hacer? En función del tipo de interacción si es un proceso puedes utilizar desing thinking, si es una emoción el mapa de empatía del empleado es una excelente forma de alienar los objetivos. Los talleres de coworking también funcionan muy bien. A veces solo es cuestión de formar bien a los equipos.  ​

5.¿Sigue la promesa? Sigue periódicamente con el análisis de la Voz del Empleado y los KPI’s. Este punto es fácil de hacer y fácil de no cumplir, sabemos que el día a día hace que el seguimiento quede siempre en la bandeja de importante pero no urgente. Si ves que no puedes, recurre a algún partner que te de soporte. No hay acción más desmotivadora que empezar, comunicar un cambio y que no suceda nada. ​

IDEA: Si quieres ver progresar a tu equipo de una forma increíble: coge el Customer Journey map y haz el Employee Journey en función de las interacciones con el cliente, pregunta a tu gente que siente en cada interacción que tiene que realizar, analiza su grado de cumplimento de objetivos. ¿están preparados? Si crees que hoy están bien preparados puedes estar en lo cierto, pero ¿y en las nuevas competencias del mañana?  Si quieres invertir en tu gente primero es importante que cumplan bien sus funciones, y estén orgullosos de su trabajo.